Inicio

   

 

   

 

Español

       

 

>

 

 

Deportes

 

Fernando-José Luis (1,87) hermanos
Numeros 12 y 6 de la familia.

En Galarreta.
Al fondo, monte Oriamendi



Carmen Adarraga, (hermana)
Capitana del Equipo Nacional de Baloncesto

 


pincha la foto

Bernar, Jose Luis, Juanba
Tres de sus hermanos
en Berazubi, Tolosa. Gipuzkoa.
Campeonatos de España
La "H" es por Hernani.  (C.D.Hernani)

Fernando Adarraga Elizaran
de Hernani

volver

    Fernando, el benjamín de la familia de 12, era cuatro años mas joven que yo. Por obvias razones, vivíamos en la familia, un régimen jerárquico (pecking order, en ingles) y así teníamos hermanas y hermanos mayores que te manejaban. Como yo era el numero 11 tuve que esperar a su llegada para poder ejercer mi autoridad. Pero no tuve suerte. Fernando estaba protegido por doña Benita, su madre, y punto y aparte.

Eso si, era muy simpático [y se traía de calle a las neskas (chicas)] y como su padre y hermano Juan Bautista, era musical y nos alegraban en todas las celebraciones tocando el piano, o cantando canciones vascas. Al final de la comida, el padre “atacaba” el piano con la marcha de Hernani mientras los demás movíamos la mesa a un rincón y “remangábamos” la alfombra. Al acabar la marcha, Juan Bautista empezaría a tocar música de baile al suelto. El padre invitaba a la madre y luego nos uníamos todos. Los Mateos, nuestros primos del piso de abajo, que yo sepa, nunca se quejaron.

Fernando tenía mucho amor propio y mucho coraje. Me acuerdo una vez que nos enfadamos. Solíamos ir al colegio del Sagrado Corazón de San Sebastián (a 10 Km.) en bicicleta (para ahorrar el transporte) y volvíamos para la comida y vuelta al colegio.  Ese día, como de costumbre, salimos del colegio a las 6:00 y como nos enfadamos le dije que el se fuera por su lado. No me apetecía ir con el. Salíamos de Sánchez Toca hacia Amara, Anoeta y Loyola. De repente me di cuenta de que me estaba siguiendo y aunque intente alejarme, se me acercaba y no podía con el y por fin empezó a chupar rueda. A mi no me hacia gracia esto, así es que intente con todos mi esfuerzo despegarlo.

Mi última esperanza era la cuesta de Cinco Enea para entrar en la calle Mayor, luego en el cantón dejando el taller de bicicletas de Pedro Zugasti, el negocio de los Cuesta,la fabrica de lejias y el almacén de piensos, a la izquierda y el taller de fundición de Laburu a la derecha. Por ultimo la llegada a la fábrica de chocolates, el final de la carrera. Pues bien. Fernandito estaba todavía pegadito a mis talones. “Enhoramala” para mi y enhorabuena para el benjamín.

Hubo otra persecución interesante pero esta vez fue con la DKW (250 cc) y Fernando era el líder e intentaba escaparse de la policía motorizada, también en DKW  (500 cc). Llego Fernando a la fabrica a todo meter. Aparco la moto y subió corriendo a la oficina a ver a su padre.  No haría ni un minuto, cuando Hilario, el policía, llegaba y también se dirigió a la oficina.

Por lo visto el policía se dio cuenta de la corta edad del motorista. --No podías tener licencia de moto hasta los 15 -- le persiguió para detenerlo, pero no lo consiguió. Se excusó diciendo que no quiso apurar demasiado para evitar un accidente.  

Mas tarde le confesó a Don Luis que el chaval manejaba muy bien la motocicleta. Fernando tenía 14 años entonces. Tuvo que prometer al policía y al padre que no conduciría más la moto “en la carretera” hasta que sacara el carnet dce conducir y  ahí quedó todo. Si, Fernando cumplió con  su la palabra.

Fernando era muy inteligente y muy especial, así es que cuando tuvo que decidir su carrera, paso por alto la recomendación del padre y hermanos para hacer un curso de ciencias. Se enroló en la Facultad de Derecho de la Universidad de Madrid. Así tendría más tiempo, razonó, para dedicarse a sus otras tareas extracurriculares.

Y cuando todos los hermanos fuimos a hacer las Milicias Universitarias en Infantería y Artillería en campamentos, el fue a cumplirlas en Aviación, en Sidi Ifni, donde tenia mas confort

Reproduciré aquí unas líneas atribuidas a Fernando, tomadas de “Dinastía Deportiva LOS ADARRAGAS”. Por Luis Pastor. Kirolak No 12 y que expresan bien la opinión de los Adarragas con respecto al deporte:

“El verdadero campeón, el autentico deportista, sale de las excursiones domingueras con la familia, del ambiente deportivo y cultural que existe en sociedades como la vasca o la catalana y no de una residencia o de un laboratorio. Llegara un momento en que se olvidaran otra vez de los mitos, que pocas veces son personajes humanos de la talla que pretenden mostrarnos. Hay que volver a las reuniones a la salida del trabajo, y a jugar con los amigos en el frontón del pueblo”.

“Suponiendo que como el mas pequeño, era el mas débil de la familia, mi padre me obligaba a ir y venir de Hernani a San Sebastián todos los días en bicicleta, cuando estudiaba. Y recuerdo que mi primer campeonato a los diecisiete años, que fue en Anoeta. El día anterior había hecho más de cien kilómetros en bicicleta, salte con las manos llagadas y gane. Me entregaron una copa y mi padre me dijo: <<Te ha pasado lo peor que le puede pasar a un deportista, haber ganado sin tomarlo en serio”.>>

Como era costumbre en la familia, Fernando practicó “todos” los deportes. El montañismo era muy popular porque íbamos juntos toda la familia. Y ciclismo?:

Decían que los hijos de Luis nacían  en bicicleta. Para los tres ya nos balanceabamos en bicicletas pequeñas de dos ruedas; para los cuatro ya “montábamos” la bicicleta de adulto pero con las piernas debajo del cuadro. En nuestros viajes al colegio, a San Sebastián (40 Km. porque veníamos a casa a comer) ya dimos el equivalente a dos vueltas al mundo. Juanito, Juan Bautista y Fernando eran los mejores.

La pelota era otro deporte popular hasta el punto que don Luis y don José construyeron un frontón utilizando una pared de la fábrica.

Los veranos ir a nadar a Elorrabi y era también muy popular con nuestra familia. No muchos venían a Elorrabi. No era costumbre. Y también íbamos a la playa de Orio (en bicicleta) a pasar el día. Otra vez todos en familia. Estoy hablando de antes de que se popularizara el ir a las playas. Que tiempos aquellos!

Don Luis nos prohibió los deportes de contacto físico. Decía que teníamos demasiada sangre para ello. Conociendo nuestra afición al ciclismo siempre nos desanimó a competir, pues quería que hiciéramos una carrera universitaria y el sabia muy  bien cuanto tiempo llevaba el entrenamiento. En cambiol nos animó con el atletismo y como a todos se nos daba bien, perseveramos en el. Y cuando salimos del país vasco parda estudiar en la universidad, vimos que el atletismo era muy popular.  en  Madrid lo practicamos Bernar, Fernando Juan B. y un servidor y en Valladolid José Luis)

Aparte del atletismo todos probábamos de todo. Balonmano (a once y a siete jugadores),  rugby,  fútbol y hasta intentamos deportes nuevos como el baseball.

Fernando se concentró en saltos de altura y con pértiga. Fue en esta última modalidad donde se superó. Fue Campeón de España y Recordman por muchos años.

Represento a España:

Medalla de Oro en los Juegos del Mediterráneo en Beirut (1959)

Medalla de Plata en los Juegos Ibero-Americanos en Chile (1960)

Copa de Oro en la Competición Europea de Mónaco. Fernando gano la Copa de Oro en pértiga, Según nos contó, recibió la copa de manos de la Princesa Grace Kelly. Dice que quedo muy impresionado.

Fue seleccionado para los Juegos Olímpicos de Roma (1960) Era el tercer hermano en conseguir tal distinción, pero una lesión seria de espalda, que sufrió durante un entrenamiento, al caerse de cabeza, cuando la pértiga se rompió en “pleno vuelo” y que no acababa de resolverse, le impidió prepararse debidamente para una competición tan importante y con gran pena suya y de su familia, tuvo que desistir del viaje.

Enlace:
  80 años del Atletismo en Hernani
   por Evaristo Gonzalez Arrieta "Matxain" (seleccion)

                   volver                            subir

 

 

Fernando Adarraga

Campeón y Plusmarquista
de España de
p
értiga
Ciudad Universitaria. Madrid
 
 

El benjamín con su madre

sin palabras.

 

Fernando saltando
 en pleno vuelo

En Pasajes (Gipuzkoa)